miércoles, 25 de diciembre de 2013

Para contribuir al sostenimiento de esta iniciativa

Autor mendicante

Guarida de Pedro en otoño
Guarida de Pedro en otoño

El 17 de octubre de 2010 dejé de trabajar y dejé de obedecer, entregándome a la experiencia “demoníaca” de la extinción en libertad. Fiel a una de las consignas clásicas de la filosofía (“pensar la vida, vivir el pensamiento”) y casi al modo de los quínicos antiguos, inicié entonces un proceso de acabamiento existencial que es también un gesto de insumisión desesperada. Si quieres ayudar a que este combate personal contra lo instituido (“¿Eres la Noche?”, Los Discursos Peligrosos y yo mismo) pueda alargarse todavía un poco más, acepto tu contribución sin sentirme por ello humillado ni halagado. A día de hoy, cifro mi orgullo residual en escapar del empleo y del mercado; y se me puede ver como un autor mendicante.

Para donaciones:
Pedro García Olivo. Núm. de cuenta:
IBAN ES29 2038 5753 1730 0173 1362

Por giro postal:
Pedro García Olivo. Aldea Sesga, 187, Ademuz-46140, Valencia, España.

Descarga gratuita de las obras del autor: 
Dulce Leviatán
El Irresponsable
El husmo. Los filos reseguidos del dolor
El enigma de la docilidadLa bala y la escuela. Holocausto indígena
El educador mercenario
Desesperar
La gitaneidad borrada
Cadáver a la intemperie. Para una crítica radical de las sociedades democráticas occidentales
Cuaderno chiapaneco I. Solidaridad de crepúsculo

Descarga gratuita de obras de otros autores (Biblioteca digital): 
Sala virtual de lecturas incomodantes

Guarida de Pedro en invierno

"Cuaderno chiapaneco. Solidaridad de crepúsculo"

image005

Los indígenas de Chiapas, el EJÉRCITO de liberación NACIONAL que los depredó y la Industria Occidental de la Solidaridad

CUADERNO CHIAPANECO I. SOLIDARIDAD DE CREPÚSCULO

Sobre los procesos autónomos de resistencia indígena hace tiempo que gravitan, al modo del depredador y del carroñero, las más diversas formaciones políticas de planta occidental (partidos, sindicatos, organizaciones político-militares, plataformas de activismo social proselitista,…).
Conocemos el resultado: un avance incontenible del “indigenismo de integración”, afiliado por fin a la mítica del Estado Social de Derecho, y un aplastamiento genocida de las experiencias que no se dejan reclutar por las ideologías y las prácticas “democratistas”, meramente “humanizadoras” del Capitalismo y de sus modalidades de Estado.

América Latina no cesa de suministrar ejemplos dolorosos de este doble filo de la cuchilla occidentalizadora, estatocéntrica y pro-capitalista. Por un lado, se absorbe todo lo que se deja asimilar; por otro, se aniquilan las alteridades genuinamente insobornables, irreconciliables e irrecuperables. Z. Bauman se refirió a esa doble faz del control institucional de la diferencia: por un lado, se orquestan “estratégicas fágicas” (de inclusión, de incorporación) y, por otro, se despliegan “procedimiento émicos” (de expulsión, de exterminio).

Y cada semana hay muertos, muchos simbólicamente rentabilizados por burocracias políticas “contestatarias”, “opositoras”, aún así conceptual y filosóficamente emparentadas con los poderes etnocidas que proclaman combatir.

Sobre los mencionados proyectos autónomos de los pueblos originarios también cayeron los afanes “humanitarios” o “revolucionarios” de minorías europeas y europeizadas que contaban con la industria de la “cooperación internacional”, de la “solidaridad transcontinental” o de la “colaboración militante” para abonar sus propios procesos de auto-afirmación como “consciencias críticas”, “gentes comprometidas” o “combatientes del Sistema”.

Sobre ellos, hace décadas que nos alertó Iván Illich en una conferencia memorable: “¡Al diablo con las buenas intenciones!”. Ubicándose entre los supuestos “necesitados”, entre los “vulnerables”, entre las “víctimas” de la apisonadora liberal-capitalista, terminaba su charla con un ruego elocuente: “Pero, por favor, no nos vengan a ayudar”. La “solidaridad de los acomodados” era leída como un arma del imperialismo cultural de los países del Norte, como un vector de occidentalización mental y psicológica y como instancia de desnaturalización de los procesos indígenas.

CUADERNO CHIAPANECO I. SOLIDARIDAD DE CREPÚSCULO es una película documental no-convencional que merodea, durante cerca dos horas y medias, esos asuntos. Se realizó desde una enorme precariedad de medios y se editó de manera casi artesanal.

Se distancia de la praxis político-ideológica del EZLN en aspectos puntuales, aunque decisivos: la escolarización de los niños indígenas; la conversión de los Caracoles en “escaparates” mediáticos de la insurgencia, donde se concentraba a los cooperantes nacionales e internacionales, inmediatamente aprovechados como fuerza de consumo (Coca Cola, comedor, tiendas de artesanía…), en perjuicio de muchísimas comunidades que, padeciendo el acoso paramilitar, solicitaban y no obtenían esa presencia del “observador de derechos humanos”; la ruptura del tradicional igualitarismo indígena mediante las figuras “elitistas” del Promotor de Educación (un para-profesor) y del Formador de Promotores (un para-pedagogo); su asunción de la razón mercantil y burocrática que funda la “industria occidental de la solidaridad”, facilitando acríticamente la expansión del llamado “turismo revolucionario” (“turismo militante” o “de las consciencias luminosas”), etcétera. En “La bala y la escuela. Holocausto indígena” dediqué un capítulo, el tercero, a esta cuestion (https://pedrogarciaolivo.files.wordpress.com/2014/02/la-bala-y-la-escuela-holocausto-indc3adgena.pdf)

En segundo lugar, recoge, casi de modo “naturalista”, con una técnica fría, cruda, directa, la cotidianidad, en Chiapas, de los “campamentistas de paz”, de los cooperantes internacionales del zapatismo, de toda esa tropa de “ayudadores” y “aprendedores” de la resistencia indígena. “La solidaridad de los privilegiados como privilegio de la solidaridad”, en gran medida…

Renunciando a la “voz en off”, que convierte todo documental en una suerte de “clase ilustrada”, de “prédica aderezada con filmaciones”, y confiando en una articulación en absoluto aleatoria de secuencias, fotografías, músicas y palabras, permite que el espectador construya su propia película, alcance su propio puerto de desembarque. Porque “Cuaderno chiapaneco” es la invitación a un viaje cursada desde el corazón de otro viaje.

En razón de su índole no-económica y hasta anti-económica, los dos mil DVDs editados se fueron regalando a colectivos y asociaciones interesadas en tales problemáticas. Por aquel entonces (2007), yo era profesor y podía permitirme, hasta cierto punto, ese género de altruismos. Cuando se agotaron, envié copias gratuitas a las persona que me solicitaban ejemplares del extraño ensayo fílmico. Ahora he dado el paso último, consistente en subirlo a una plataforma de visualización masiva:


Para mí, es casi un placer reconocer que esta obra “no gusta”. Me pasa a ratos lo mismo que a O. Wilde en todo momento: “Vivo con el terror de no ser incomprendido”. Se ha proyectado muchas veces, en España y en Italia; y siempre ocurría igual: la sala se iba vaciando y, al final, nos quedábamos solos el organizador y yo. Bellísimos “fracasos”, todos. Para nada “popular”, ni “popularizable”, me consta, no obstante, que ha servido a las necesidades de reflexión, de intelección, de auto-interrogación, de unas pocas personas que llegaron a estimarla particularmente. A mí me sirvió y por eso la estimo.

Liberación de "Cadáver a la intemperie" y de "La gitaneidad borrada"


portada


Logofobia nos editó, en 2013, “Cadáver a la intemperie. Para una crítica radical de las sociedades democráticas occidentales”. Esta obra, extensa, consta de los siguientes capítulos:

I) La patria y el viaje del Demofascismo. Nota para estropear lectores (Prólogo)

II) El despotismo de las democracias. Psicopolítica del autoritarismo difuso y de la auto-coerción

III) Cultura etnocida y exterminista. En torno a la “farsa sangrienta” del Liberalismo

IV) La gestión de la desobediencia: transgresión inducida, conflictividad conservadora (Caleidoscopio de las luchas)

V) Los más feos de los hombres (Epílogo)

El día 5 de junio se inició en Granada (Aula Magna de la Facultad de Sociología y Ciencias Políticas), a las 17:00 h, el ciclo “sureste” de presentaciones de “Cadaver a la intemperie”, que recaló en Murcia, Alhama, Crevillente, Valencia… A partir del 15 de junio, se presentó asimismo en Barcelona y otras ciudades de Cataluña. En setiembre, se llevó a cabo un ciclo de presentaciones por el norte del Estado y, por último, participó en la Feria del Libro Anarquista de Mallorca. Tras una veintena de presentaciones en España, inicia su andadura en América Latina.

Para descargar esta obra, pínchese AQUÍ


LA GITANEIDAD BORRADA
Si alguien te pregunta por nuestra ausencia
(Ensayo sobre la participación de la escuela en el etnocidio contemporáneo del pueblo histórico romaní)

PDF de "La gitaneidad borrada" sin ilustraciones

PDF de "La gitaneidad borrada" con ilustraciones

Esta obra ha sido publicada por Ediciones marginales. El ensayo, que se puede descargar gratis en pdf desde esta página (archivo en pdf), queda así al alcance de las personas que prefieran un ejemplar físico. Para obtener un libro, contáctese con la editorial desde este enlace:

https://edicionesmarginales.wordpress.com/

He aquí el índice de la obra:


ITINERARIO

I) LA ESCUELA. PRESENTACIÓN DE LA ANTIPEDAGOGÍA p. 5

1) GENEALOGÍA DE LA ESCUELA p. 6

2) LA FORMA OCCIDENTAL DE EDUCACIÓN ADMINISTRADA. EL “TRÍPODE” ESCOLAR p. 7

A) El Aula p. 7

B) El Profesor p. 7

C) La Pedagogía p. 8

3) EL “OTRO” DE LA ESCUELA: MODALIDADES EDUCATIVAS REFRACTARIAS A LA OPCIÓN SOCIALIZADORA OCCIDENTAL p. 11

II) LA DIFERENCIA. EL EXPONENTE GITANO p. 12

1) IDIOSINCRASIA p. 13

A) Nomadismo p. 13

B) Oralidad p. 23

C) Laborofobia p. 30

D) Sentimiento comunitario p. 35

E) Derecho consuetudinario gitano (la Kriss romaní) p. 40

F) Educación clánica gitana p. 48

G) Anti-productivismo p. 50

H) Aversión al Estado y a sus lógicas políticas p. 58

2) PERSECUCIÓN DE LA DIFERENCIA GITANA p. 64

A) Dos tecnologías para el altericidio: del Pogrom al Programa p. 64

B) El paradigma español p. 64

C) Alteración del modelo en el resto de Europa p. 74

D) Alterofobia administrativa, pero también popular y educada p. 76

APÉNDICE: EN TORNO AL FLAMENCO, FEDERICO GARCÍA LORCA Y EL RECLUTAMIENTO POLÍTICO-IDEOLÓGICO DE LA GITANEIDAD p. 81

III) LA ESCUELA FRENTE A LA DIFERENCIA: HIPOCRESÍA DEL INTERCULTURALISMO Y ANIQUILACIÓN DE LA IDIOSINCRASIA GITANA p. 89

1) EFECTOS ETNOCIDAS DE LA GLOBALIZACIÓN DE LA ESCUELA p. 90

2) INTERCULTURALISMO PERVERSO p. 95

3) DAÑO INFLIGIDO A LA SENSIBILIDAD GITANA POR EL TRIDENTE ESCUELA-PROFESOR-PEDAGOGÍA p. 102

IV) EL ALTERICIDIO SOCIALCÍNICO DEL PUEBLO ROM COMO EXPRESIÓN DEL DEMOFASCISMO (A MODO DE RECAPITULACIÓN TEÓRICA) p. 108

BIBLIOGRAFÍA Y OTRAS FUENTES p. 116




Etnocido del pueblo Rom
Pedro García Olivo 2016 (2)
Pedro García Olivo, 2016

jueves, 12 de diciembre de 2013

EL IRRESPONSABLE


Pdf. de "El irresponsable"


CRIMEN Y POESÍA CONTRA LA ESCUELA EN EL IRRESPONSABLE
    No es fácil hablar de El irresponsable. Estamos acostumbrados a comentar obras que se asemejan las unas a las otras, que aceptan las reglas del juego tácitas de la escritura, que parecen haber sido compuestas pensando en el lector y en el modo de agradarle. Y ahora hemos tropezado con un texto atrozmente singular, tanto en la forma como en el contenido; una obra que debió escribirse de espaldas al mundo, sólo pendiente de sí misma, replegada sobre sí misma, constituyendo un universo propio, con extraños moradores (el Esquizo, el Comediante, el Apátrida, el Libertino, el Desertor, el Criminal, figuras desplazadas, todas, de ese Irresponsable que se nos presenta como un anti-profesor 'magistral', un pedagogo de la deseducación, un educador en la anti-pedagogía), con sucesos inauditos (la 'conquista' de la Expulsión, el arraigo en la esquizofrenia, la perseverancia en el crimen,...), con inquietantes consignas ("negar la Ley desde fuera de la Moral"; "recuperar el Cuerpo"; "aceptar el huir antes que vivir quieta e hipócritamente en falsos refugios"; "darse muerte como la rosa que, sin porqué, florece porque florece").

    El irresponsable trata de la educación, de nuestras escuelas, del profesorado; pero lo que dice es 'distinto', y lo dice 'de otro modo'. Con una desesperanzada energía, con una pasión casi consuntiva, Pedro García Olivo se subleva contra la forma 'moderna' de enseñanza, contra los educadores 'progresistas', contra los inconfesables propósitos políticos de todo Reformismo Pedagógico. Puebla su libro de imágenes, de metáforas, de alegorías; lo tiñe de poesía y de tragedia; se rodea del discurso de los demás, se deja acompañar por las voces de sus queridos inspiradores, poetas románticos y escritores malditos en primera línea (Rimbaud, Baudelaire, Blake, De Quincey, Wilde, Artaud, Genet, los presos de Fontevrault, etc.; pero también Nietzsche, Van Gogh, Kropotkin, Bakunin, Bataille, Brecht, Lawrence, Godard y tantos otros); convierte cada capítulo en un viaje por tierras desconocidas, pero un viaje realizado por el placer del trayecto, del recorrido, y no bajo la exigencia de llegar con prontitud a un punto determinado; y propone, al fin, casi lo inadmisible, lo intolerable, lo monstruoso, algo que tiene que ver con la locura, con el terror, con el arte: una práctica rigurosamente criminal de la docencia, encaminada a la consecución de la Expulsión. "La policía de la Enseñanza -nos dice- no ha sido diseñada para 'manejar el hacha', sino para 'administrar los sobornos'. No tiene por objeto aniquilar la sedición tanto como someterla a reglas segundas y convertir la desobediencia interna en factor de reproducción del Orden de la Escuela. Quisiera tener siempre las manos limpias, evitar los delitos de sangre, que el recuerdo de la tortura y de los descuartizamientos no perturbara más la gestión de los ilegalismos útiles. Y eso es lo que el Irresponsable impide. Por ello, la policía 'derrota' al Reformista, al Ingeniero, al Infiltrado, y 'fracasa' ante el escándalo del Suicida que le reclama en público la más atroz de las muertes, o ante la astucia del Guerrero que se derrumba sonriente bajo sus puñaladas."

   ¿Qué es El irresponsable? ¿Un ensayo? ¿Una obra de narrativa? ¿Un tratado de filosofía? ¿Una propuesta poética? No sabríamos decirlo, aunque tiene mucho de todo eso. ¿Qué pretende García Olivo con este libro? Probablemente lo mismo que con Un trozo de hueco, la novela publicada hace unos meses por Iralka, en cuya contraportada se puede leer lo siguiente: "Allí donde, en el cerebro del lector, todo se pacifica y sosiega como ante un inmenso mar calmo, el autor de este libro quisiera poner un pequeño infatigable erizo. Y que 'ahí' se remueva, y que clave sus púas en la consciencia. Presentamos una obra inquietante, digna de amar y digna de odiar." ¿Desde dónde está escrito El irresponsable? ¿Desde la cordura o desde el desafuero? Quizás el mismo autor nos haya dado la respuesta en "La carta extraviada", pequeña composición publicada en la revista Al Margen: "Entre la razón y la locura hay un tabique muy fino. Nunca me importó estar de un lado o de otro. A menudo, me he sentido exiliado de ambos mundos. Pertenezco al reino de los que, sin estar locos, no pudieron ser cuerdos."

    Leer El irresponsable es una aventura desconcertante. Sus tesis, irremediablemente polémicas, pueden abrir heridas a un flanco y a otro de la Opresión, entre los adoradores del Sistema, pero también entre sus críticos. Las Siete Entidades, como editora, ha demostrado una gran flexibilidad intelectual al acoger esta obra, sin duda intempestiva. No es pequeño el riesgo que ha decidido correr. Dotándola de una maquetación y un diseño visualmente muy atractivos, con una cubierta y unas ilustraciones que reflejan (una vez más) el oficio y la creatividad de Marisol Caldito, esta asociación cultural le ha dado las alas de la imprenta a un bonito libro diabólico; un trabajo inclemente, con cuyo contenido muchos lectores se declararán en franco desacuerdo; un texto inquisitivo, hostigante, se diría que escrito entre las zarpas del dolor. No, no ha sido fácil hablar de El irresponsable... Nos vamos a despedir con los versos que dan término asimismo a la obra:

La noche empuja al día hacia otra parte.
Es la hora del suicidio antiguo,
sin rastro de náusea en los labios,
sin rastro de ira en el fondo de los ojos.
(Bicel, n.º 10, octubre de 2000, pp. 26-27)
(El irresponsable, Asociación cultural "Las Siete Entidades", Sevilla, 2000, 94 pp., primera edición; Editorial Brulot, Madrid, 2007,106 pp., segunda edición; Editorial Brulot, Madrid, 2008, 120 pp., tercera edición)