miércoles, 25 de diciembre de 2013

Para contribuir al sostenimiento de esta iniciativa

Autor mendicante

Guarida de Pedro en otoño
Guarida de Pedro en otoño

El 17 de octubre de 2010 dejé de trabajar y dejé de obedecer, entregándome a la experiencia “demoníaca” de la extinción en libertad. Fiel a una de las consignas clásicas de la filosofía (“pensar la vida, vivir el pensamiento”) y casi al modo de los quínicos antiguos, inicié entonces un proceso de acabamiento existencial que es también un gesto de insumisión desesperada. Si quieres ayudar a que este combate personal contra lo instituido (“¿Eres la Noche?”, Los Discursos Peligrosos y yo mismo) pueda alargarse todavía un poco más, acepto tu contribución sin sentirme por ello humillado ni halagado. A día de hoy, cifro mi orgullo residual en escapar del empleo y del mercado; y se me puede ver como un autor mendicante.
Para donaciones:
Pedro García Olivo. Núm. de cuenta:
IBAN ES29 2038 5753 1730 0173 1362


Por giro postal:
Pedro García Olivo. Aldea Sesga, 187, Ademuz-46140, Valencia, España.

Descarga gratuita de las obras del autor: Dulce Leviatán, El Irresponsable, El husmo. Los filos reseguidos del dolorEl enigma de la docilidadLa bala y la escuela. Holocausto indígenaEl educador mercenario, DesesperarLa gitaneidad borradaCadáver a la intemperie. Para una crítica radical de las sociedades democráticas occidentales, Cuaderno chiapaneco. Solidaridad de crepúsculo
Descarga gratuita de obras de otros autores (Biblioteca digital): Sala virtual de lecturas incomodantes

Guarida de Pedro en invierno

6 comentarios:

jordim dijo...

hay que vivir peligrosamente..

Javier dijo...

Gracias por tener el valor y la perseverancia que a otros nos falta para seguir luchando contra todo.

Un fuerte abrazo

Fernando Ventura dijo...

En octubre de 2010, en cambio, me cambiaron a mí en el curro. Solo escribo esto para comprobar que no soy un robot.

el dios dinero dijo...

hey tio,en primer lugar un saludo con todo mi afecto hacia ti, que eres y fuiste el maestro mas grande que tuve. no se si recordaras el instituto de alpuente con todos esos profesores de pastel que de tan poco me sirvieron para mi actual vida y lo que te juzgaron por no ser igual que ellos pero yo y mi hermano te recordamos y mucho ese gran pensamiento que nos enseñaste a ver ,es una lastima que te tenga que escribir por ordenador y no a mano como las encuestas que hacíamos en aquella época pues seguramente esta carta también tendría alguna que otra mancha de grasa. perdi ya hace mucho tiempo tu numero como el de otros colegas de allí pero me gustaría algún dia poder hablar contigo cara a cara pues esa forma de pensar hace tiempo que no la e vuelto a escuchar. un abrazo TIO.

Pedro García Olivo dijo...

"Dios dinero", viejo, ya sabes que, aunque siempre defendí a los alumnos, todos los alumnos no me caían bien. Y que cada día me caían mal más alumnos, que se parecían demasiado a sus padres -atajillos de ricachones o de aspirantes a serlo.
Pero echo de menos a los pocos que eran como tú, bichos raros. Tienes todos mis datos, incluida mi dirección y mi teléfono, aquí:
www.pedrogarciaolivo.wordpress.com
Pero te señalo mi teléfono, otra vez, que ya lo has perdido varias veces: 636 859 867.
Venga, viejo, ya nos vemos.
Salud.
Pedro.

el dios dinero dijo...

gracias,tio me a gustado mucho tu comentario el de bichos raros por que a estas alturas incluirse en la definición de persona común creo que no va demasiado con nuestra forma de ser. Ahora que me e alejado un poco de los vicios y me e espabilado algo estoy centrado básicamente en el carne de conducir que seguramente en breves tenga, me gustaría verte en persona para charlar de los viejos y nuevos tiempos, e ir a alguna de tus conferencias. en cuanto vuelva a tener móvil me pondré en contacto,me a gustado saber de ti y ver que todas las perrerías no parecen haberte cambiado. gracias por contestar y un saludo.